El Falcon Heavy de SpaceX, considerado como el cohete más poderoso del mundo, despegó con éxito el día de hoy en un vuelo de prueba con el coche Tesla rojo del magnate Elon Musk a bordo, hacia una órbita cercana a .

De acuerdo a la agencia AFP, gritos y vítores estallaron en la base de Cabo Cañaveral, , cuando el cohete encendió sus 27 motores y surcó el cielo azul sobre la misma plataforma de lanzamiento de la  que sirvió como base para las misiones estadounidenses a la hace cuatro décadas.

"Wow, ¿vieron eso? Fue increíble", dijo la comentadora de SpaceX, Lauren Lyons, mientras los aplausos retumbaban en el centro de control, según consigna el citado medio.

Con el Tesla rojo de Musk a bordo y un maniquí con un traje espacial, el ensayo del enorme cohete capturó la imaginación del mundo.

Cuando llevaba dos minutos de vuelo, los dos cohetes propulsores se separaron y regresaron hacia la Tierra, aterrizando perfectamente en vertical, uno junto al otro, según mostró SpaceX en una transmisión en vivo.