Roskosmos estimó ayer que la sonda caería en el océano Atlántico, cerca de Argentina. (AP)
Roskosmos estimó ayer que la sonda caería en el océano Atlántico, cerca de Argentina. (AP)

La agencia espacial rusa volvió a corregir hoy sus pronósticos para el impacto de la sonda Phobos-Grunt: los restos del vehículo caerán probablemente mañana domingo a las 18:51 GMT (13:51 hora peruana) en el océano Pacífico, cerca de Chile, según un anuncio del organismo en su página web.

Roskosmos había anunciado ayer que la Phobos-Grunt podría entrar el domingo en la atmósfera terrestre sobre el cielo de Argentina y caer en algún lugar del océano Atlántico.

Las estimaciones temporales no son demasiado precisas. Según Roskosmos, el impacto de la sonda podría retrasarse incluso hasta el lunes. La entrada en la atmósfera terrestre se producirá a unos 100 kilómetros de altura.

La Phobos-Grunt, valorada en unos 120 millones de euros (US$ 150 millones) y que debía llegar hasta el , quedó orbitando de forma descontrolada desde que en su lanzamiento, el pasado 9 de noviembre, fallaron sus motores de propulsión.

El experto ruso en temas espaciales Alexander Ilin no descartó del todo un peligro para las zonas pobladas ante la caída de restos de la sonda, si bien la mayor parte del aparato se desintegrará a su entrada en la atmósfera y el lugar del impacto no podrá calcularse en detalle hasta poco antes de que se produzca.

"La sonda espacial, de unas 13,5 toneladas, quedará descuartizada en toda regla por el calor", afirmó Ilin, señalando que tanto las materias tóxicas contenidas en el tanque como el cobalto radiactivo que transporta la nave se consumirán antes de llegar a la Tierra.