(Reuters)
(Reuters)

Lluvias torrenciales que se registraron ayer y esta madrugada dejaron al menos 54 muertos en , de los cuales 46 fallecieron en la , donde la intensidad de las precipitaciones no tuvo precedentes.

El número de víctimas se elevó esta tarde en La Plata, capital de la , el mayor distrito argentino, donde más de 2,500 personas permanecían evacuadas y distribuidas en 20 centros de emergencia.

El gobernador de Buenos Aires, , brindó el nuevo balance en una rueda de prensa, durante la que dijo que el número de muertos podría aumentar.

Además, seis personas perecieron ayer en la ciudad de y otras dos en su periferia, el mayor conglomerado urbano argentino, donde el fenómeno afectó a unas 350,000 personas y barrios enteros quedaron sin energía eléctrica y con sus casas inundadas.

La presidenta visitó sorpresivamente esta tarde La Plata con el fin de informarse de la grave situación humanitaria en barrios que están bajo el agua.

Fernández de Kirchner se trasladó en un helicóptero hasta la vecina localidad de Tolosa, donde vivió en su infancia y donde ahora reside su madre Ofelia Wilhelm.

Luego de que la mandataria expresara su inquietud por la cuestión de la seguridad al llegar la noche en los barrios inundados, Scioli explicó que se ha organizado un operativo especial "con más de 400 policías" que incluso se apostarán en zonas de difícil acceso para evitar saqueos.