El secuestrado leyendo un comunicado de insurgentes somalíes. (Internet)
El secuestrado leyendo un comunicado de insurgentes somalíes. (Internet)

Un comando francés fracasó hoy al intentar liberar a un rehén en , muerto a manos de sus captores según , en una operación en la que perdieron la vida al menos un soldado francés y 17 "terroristas".

En la operación efectuada esta madrugada en Bulomarer, que dio lugar a combates "de una gran violencia", "todo hace pensar que Denis Allex murió a manos de sus secuestradores", dijo el ministro de Defensa galo, Jean-Yves Le Drian.

Los islamistas somalíes "shebab" afirmaron en cambio que el rehén francés, un agente de los Servicios de Inteligencia Exteriores (DGSE) cautivo desde 2009, seguía vivo.

Según ellos "sigue en un lugar seguro, lejos del sitio de la batalla", y será "juzgado dentro de dos días".

Denis Allex había sido secuestrado en cuando efectuaba "una misión oficial de asistencia" al Gobierno somalí de transición, según el Ministerio de Defensa francés.

Le Drian dijo también que un soldado francés había muerto en la operación efectuada por los equipos de la DGSE, otro "estaba desaparecido" y 17 "terroristas" fallecieron en los combates.

Los islamistas somalíes dijeron por su lado que tienen en su poder "a un soldado francés herido" en dicha operación y añaden que los comandos franceses se llevaron a "varios" compañeros muertos o heridos en los combates, en un comunicado enviado a la agencia AFP.

Los islamistas somalíes amenazaron a Francia con represalias por esta operación militar.

"A fin de cuentas, serán los ciudadanos franceses quienes sufrirán inevitablemente las amargas consecuencias de la actitud inconsecuente de su gobierno ante los rehenes", advierten los islamistas.

Al menos un habitante de Bulomarer dijo a la agencia AFP que vio el cadáver de un hombre blanco.

"No sabemos exactamente lo que pasó, pues el ataque se produjo durante la noche, pero esta mañana vimos varios cadáveres, entre ellos el de un hombre blanco. Tres civiles también murieron en el tiroteo", dijo el habitante Idris Yussuf.

El ataque fue efectuado con ayuda de cinco helicópteros de combate, según los "shebab". Sin embargo, "el comando de la DGSE se encontró de entrada con una fuerte resistencia". Los enfrentamientos duraron 45 minutos, precisan los islamistas.

La operación en Bulomarer se presentaba difícil, por tratarse de una zona con muchos árboles y habitada, según testigos. Los líderes "shebab" afirman además que lograron movilizar rápido a sus combatientes instalados en un campo de entrenamiento cercano.