(Reuters)
(Reuters)

Ernesto Velit GrandaInternacionalista"Ausente el caudillo, esa lealtad se resquebraja inevitablemente"Si Chávez se inhabilita para continuar como presidente, Venezuela va a sentir mucho su ausencia. El proceso bolivariano que él impulsó, así como la construcción de su denominado Socialismo del Siglo XXI, quedarán definitivamente abandonados porque no hay nadie que pueda tener su impulso en las acciones políticas. Venezuela terminará con Chávez todos los proyectos que él estaba llevando adelante. No veo nadie que pueda sucederlo y asuma tal responsabilidad. No solamente se va a sentir la falta de Chávez en Venezuela, sino en la subregión sudamericana, especialmente en la Unasur, el proyecto de integración que fuera alentado por él.

Por otro lado, veo muy difícil que Nicolás Maduro pueda estar preparado para asumir esta responsabilidad. Según la Constitución venezolana, si el presidente no llega a juramentar el 10 de enero, tienen que convocarse inmediatamente a elecciones en un plazo que no puede tardar más de 30 días. Veo bien difícil que los venezolanos puedan votar por Maduro como votaron por Chávez. Esta será una buena oportunidad para que la oposición pueda imponer a su candidato, que seguramente va a ser Henrique Capriles. No veo posibilidades de que Maduro pueda ganar las elecciones porque la población de Venezuela es chavista y sigue al caudillo más que a la ideología. Ausente el caudillo, esa lealtad se resquebraja inevitablemente. Veo difícil que Maduro recoja la votación que deja como herencia Chávez.

Farid KahhatInternacionalista"Chávez piensa que es difícil de reemplazar"No sé si puede haber chavismo sin Chávez. En todo caso, la ventaja que tendría Maduro como candidato es seguir teniendo el aparato estatal como fuente de campaña y, probablemente, no sea una figura tan polarizante como Chávez, y eso podría ayudarle a ganar votantes moderados. Pero, por otro lado, no creo que tenga la capacidad de movilizar a las bases que han apoyado a Chávez en estos años. No tengo la certeza de lo que pasará, pero evidentemente hay elementos que jugarán en contra y a favor de Maduro. Creo, por ejemplo, que el propio Chávez piensa que es difícil de reemplazar y sabe que, ausente él, habría una lucha por la sucesión. Dando ese apoyo tan decidido a Maduro, cree que podría ayudar a evitar esa pugna, pero no creo que eso baste.

En el eventual caso de que haya nuevas elecciones, creo que Henrique Capriles tiene una buena oportunidad de ganar, pero eso va a depender de los resultados de las elecciones regionales que se realizarán hoy. Si, por ejemplo, Capriles pierde la gobernación de Miranda, sus posibilidades de mantenerse al frente de una oposición unida como candidato presidencial disminuirían sensiblemente. Creo que la enfermedad de Chávez, en ese caso, ayudaría al oficialismo.

Fabián NovakDirector del Instituto de Estudios Internacionales de la PUCP"Las elecciones del domingo (hoy) pueden consolidar a Capriles"Definitivamente, un escenario sin Chávez va a ser difícil de sostener en el tiempo porque se trata de un andamiaje cívico-militar. Por un lado tenemos a Nicolás Maduro y compañía, pero también está el estamento militar, que es el sostén del régimen. Y este andamiaje no cuenta con un líder del carisma y popularidad de Hugo Chávez. Normalmente, este tipo de regímenes autoritarios suelen caerse luego de la caída del caudillo y, por tanto, veo muy difícil que pueda sostenerse en el tiempo.

En el caso de que hubiera nuevas elecciones, creo que la oposición tendría una gran oportunidad de tomar el poder. Sin embargo, tendrán que enfrentarse a dos grandes problemas: el control de los medios de comunicación y el uso de los recursos públicos. En el primer caso, la propaganda va a favorecer al régimen y a su candidato. Por otro lado, tenemos el clientelismo que ha sido creado por el régimen. Todos esos programas sociales que han generado casi una relación personal entre el pueblo y el régimen en el sentido de "me das tu voto, te doy pan", "me das tu voto, te doy salud". Estos son elementos que la oposición va a tener que pensar muy seriamente para quebrarlos y representar una alternativa democrática viable.

Los resultados de las elecciones del domingo (hoy) pueden consolidar a Capriles como candidato único de la oposición o ser usados como excusa para cuestionar su liderazgo. No olvidemos que si bien en el plano formal la oposición se mantuvo unida en las últimas elecciones, Henrique Capriles tuvo que lidiar con una serie de fisuras al interior de su propio movimiento para enfrentarse el 7 de octubre a Chávez.

Ariel SegalColumnista de Perú21"La Constitución es un documento que se viola constantemente en Venezuela"Si bien es cierto que el estado de la salud de Chávez se ha agravado, podría ser una estrategia previa a las elecciones regionales de hoy. Estamos cansados de las manipulaciones emocionales del Gobierno venezolano, que nunca muestra el verdadero parte médico sobre el tema. Por más grave que pueda estar Chávez, esa historia ya se parece a la de "viene el lobo, viene el lobo". No tenemos que caer en las agendas ciertas o falsas que el poder intenta imponernos.

De otro lado, en la Constitución del 2000 (hecha por Chávez) no hay la precisión sobre la fórmula presidente-vicepresidente, y como el mandatario puede cambiar al vicepresidente cuántas veces quiera –él nunca delegó el poder, ni cuando viajó ni en las operaciones anteriores–, no hay constitucionalista que pueda explicar qué ocurrirá en las próximas semanas en el eventual caso de que Chávez ya no pueda continuar siendo presidente. Quizá para la toma de posesión del 10 de enero dirán que, siendo un acto simbólico, se puede hacer el ritual más adelante, pero llegará un momento en el cual tendrán que o patear el tablero y quedarse la gente de Chávez en el poder o llamar de nuevo a elecciones, como establece la Constitución. Pero, en la Venezuela de Chávez, la Constitución es un documento que se viola constantemente.