(Bloomberg)
(Bloomberg)

Los magnates y promoverán a través de sus fundaciones el desarrollo de la investigación y la tecnología agrícola para elevar la productividad del campo y reducir el hambre en la mayoría de los países pobres del mundo.

"El apoyo a los agricultores pobres y sus familias para incrementar su producción de manera sostenible y así vender más producto es la manera más efectiva de reducir el hambre y la pobreza en el largo plazo", señaló un comunicado firmado por ambas fundaciones y divulgado en la página web de Slim.

La nota destaca que el apoyo a los campesinos para lograr la suficiencia alimentaria ha sido comprobado en México, India, Pakistán, Brasil, China y "muchos otros países a lo largo de los últimos 50 años".

En el núcleo de estos esfuerzos científicos y tecnológicos está el Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (), que en la década de los sesenta impulsó la llamada "Revolución verde" que salvó a "1,000 millones de personas del hambre" al elevar la productividad agrícola en muchos países pobres.

Este centro de investigación, con sede en México y oficinas regionales en países como China, India, Afganistán, Colombia, Etiopía y Turquía, ha desarrollado variedades de semillas de maíz y trigo más resistentes y de mayor rendimiento, así como mejores prácticas agrícolas.

Los "laboratorios e invernaderos con tecnología de punta asegurarán el liderazgo sostenido del CIMMYT en el desarrollo de variedades de trigo y maíz de alto rendimiento", las cuales podrán tolerar los impactos del , precisaron las fundaciones.

Una vez aumente la solidez de los avances en México, "la Fundación Bill y Melinda Gates se asegurará que dichas prácticas, así como los recursos necesarios para incrementar la productividad, alcancen a agricultores en África y el sudeste asiático".