Temblores preocupan a la población italiana. (AP)
Temblores preocupan a la población italiana. (AP)

Un sismo de 5.1 grados en la escala de Richter sacudió otra vez la región de Emilia-Romaña, al norte de , según informó el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología.

El (USGS) sitúa en 5 la intensidad del movimiento telúrico, que se sintió en zonas lejanas como Milán, Florencia, Padua y Venecia.

La localidad más afectada por el temblor fue la de Novi di Modena, donde se derrumbó la torre de una iglesia. En otros lugares no se reportaron daños personales ni materiales de consideración.

De otro lado, un fuerte seísmo sacudió la frontera entre Costa Rica y Panamá, con una magnitud de 6.6 grados, según los sismólogos panameños, y de 5.3 grados de intensidad, de acuerdo al informe de los expertos costarricenses.

Este movimiento se produjo en el Océano Pacífico, a unos 350 kilómetros al sur de David, capital de la provincia de Chiriquí, fronteriza con Costa Rica.

Por su parte, el territorio de El Salvador también se vio remecido por dos temblores de 5 y 4.2 grados de magnitud en la escala de Richter, también con epicentro en el Océano Pacífico, informó el (SNET).