(Reuters)
(Reuters)

Los sirios dijeron hoy que solo esperan la guerra tras el que fue presentado como un plan de paz. En tanto, los enfrentamientos se reanudaron en Damasco, a pocos kilómetros de donde habló el mandatario.

Horas después de que Assad pronunciara su discurso ante entusiastas partidarios en la Casa de la Ópera, se desató la violencia a unos kilómetros de la carretera que lleva hacia el aeropuerto internacional de la ciudad, informó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

El grupo vinculado con la oposición indicó que fuego de artillería alcanzó el distrito de Arqaba, a 5 kilómetros de la Casa de la Ópera. Los enfrentamientos continuaron durante toda la noche y durante el lunes alrededor de la capital, así como también en las provincias de Idlib y Aleppo, agregó la entidad.

Residentes de Damasco afirmaron que el discurso fue recibido con disparos de júbilo en barrios partidarios de Assad. Pero incluso ahí, algunos no veían señales de una paz cercana, pese a que el gabinete comenzaría a implementar el plan para "resolver la crisis en Siria".

Decenas de camiones militares camuflados salieron el lunes de una base del Ejército en el sur de Holanda, cargados con misiles Patriot para defender a Turquía de lo que el jefe de defensa holandés llamó una amenaza real de ataques con misiles desde Siria.

Cinco convoyes con un total de 160 vehículos transportaron dos baterías de misiles Patriot holandeses desde una base del Ejército cerca de Eindhoven al puerto de Eemshaven, donde serán cargados a un barco para emprender un viaje de dos semanas hasta Turquía.

H*olanda, Alemania y Estados Unidos están enviando cada uno dos baterías de misiles Patriot y hasta 400 soldados a Turquía* después de que Ankara pidió ayuda a la OTAN para ayudar a reforzar la seguridad a lo largo de su frontera de 900 kilómetros con Siria.