Como represalia por presuntamente haber apoyado la rebelión contra el presidente de , , el gobierno de este país habría demolido entre los años 2012 y 2013 miles de casas de civiles, denunció la organización de derechos humanos (HRW).

HRW, que calificó de inmoral las acción llevada a cabo por el gobierno, indicó que se destruyeron deliberadamente siete distritos residenciales en la capital, , y en Hama, en el centro del país.

Explosivos y tractores fueron empleados para llevar a cabo los derribos, informó BBC Mundo.

Human Rights Watch publicó también imágenes satelitales del antes y el después de las demoliciones, que afectan un área superior a 200 campos de fútbol.

Funcionarios del gobierno sirio negaron las acusaciones y aseguraron que que las demoliciones se llevaron a cabo para eliminar edificios construidos de forma ilegal.

TAGS RELACIONADOS