Inspectores de la OPAQ en Siria. (AP)
Inspectores de la OPAQ en Siria. (AP)

Los expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas () destacados en ya inspeccionaron 11 de los 20 lugares a analizar, según informó hoy la organización en La Haya.

En seis de los sitios en los que estuvieron se destruyeron importantes equipos así como armas de categoría 3, es decir, munición de armas químicas sin carga, añadió la OPAQ en su último informe.

Los expertos de la OPAQ, , pretenden verificar el programa de armas químicas de Siria, identificando el equipamiento clave y haciendo inoperables las instalaciones de producción antes del 1 de noviembre.

Los inspectores conjuntos de la OPAQ y la ONU comenzaron a inicios de octubre con sus trabajos para la destrucción de las armas químicas en Siria bajo un plan ruso-estadounidense respaldado por una resolución del Consejo de Seguridad que contempla el desmantelamiento del arsenal químico sirio antes de mediados de 2014.

La holandesa Sigrid Kaag fue nombrada hoy para dirigir esa misión conjunta, informó el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, tras la ratificación del Consejo de Seguridad en Nueva York. Hasta ahora había trabajado en la agencia para la infancia Unicef y en el programa de desarrollo de la ONU (UNDP).

El régimen de Bashar al Assad de la ONU que prohíbe las armas químicas, a raíz de un ataque con gas químico el pasado agosto en el que murieron unas 1,400 personas.

Mientras, los activistas acusaron a las tropas leales a Assad de utilizar como escudos humanos a civiles que fueron evacuados de una ciudad sitiada cerca de Damasco, según el opositor Observatorio sirio para los Derechos Humanos. El Gobierno no confirmó la información.