Convirtiéndose en una de las deserciones de más alto perfil del régimen , el primer ministro de este país, Riyad Hijab renunció al gobierno y se unió a la oposición que busca derrocar al presidente , dijo un portavoz del funcionario el lunes.

"Anuncio hoy mi deserción de las matanzas y el régimen terrorista y anuncio que me he unido a las filas de la revolución de la libertad y la dignidad. Anuncio que a partir de hoy soy un soldado de esta bendecida revolución", dijo Hijab en un comunicado leído en su nombre por el portavoz, que fue transmitido por el canal de televisión .

Aunque la televisión estatal a favor del régimen sostuvo que Hijad había sido despedido, una fuente oficial en Amán informó que el despido se dio luego de su deserción a la vecina Jordania con su familia, huida que el funcionario estuvo planeando durante más de dos meses.

El presidente Assad designó como primer ministro a Hijab, ex ministro de Agricultura en junio, tras unas elecciones parlamentarias que según las autoridades fueron un paso hacia la reforma política pero que la oposición calificó de farsa.

"Esta deserción es muy importante porque muestra que el régimen se está desmoronando y que algunos de sus principales líderes y figuras se están uniendo a los rebeldes y a la gente en Siria en su levantamiento contra este brutal régimen", dijo el activista opositor Haytham al Abdallah a DPA.