El canciller Walid al Moallem en declaraciones desde Damasco. (AFP)
El canciller Walid al Moallem en declaraciones desde Damasco. (AFP)

El régimen sirio se prepara para un posible ataque militar del extranjero, según las últimas declaraciones de su ministro de Exteriores, Walid al Moallem.

"Si nos atacan hay dos posibilidades: o nos rendimos o nos defendemos con los medios disponibles. Esa (la defensa) es la mejor opción", señaló Al Moallem en una rueda de prensa en Damasco.

"Nos somos un entremés que otros se puedan comer tan fácil", aseguró sobre sus posibilidades frente a una intervención militar. "Sorprenderemos al mundo".

Cuando un periodista le preguntó si estaba seguro de que pronto habría un ataque, Al Moallem respondió que lo ve posible. Tampoco descartó sin embargo que se trate de parte de la guerra psicológica de los últimos días.

El ministro también aseguró que ni siquiera un ataque desde el extranjero podría impedir que las fuerzas sirias sigan atacando las posiciones de los rebeldes.

"El Ejército sirio seguirá atacando Al Ghuta al Sharkiya, ya que desde ahí se lanzan granadas a Yaramana y Al Qasaa", comentó.

Al Ghuta al Sharkiya es un distrito controlado por la insurgencia al este de Damasco, en el que cientos de personas murieron el miércoles de la semana pasada por un presunto .

Yaramana y Al Qasaa son distritos de la capital habitados sobre todo por cristianos y drusos.