estaba hoy sometida a la presión internacional para que permita el ingreso de ayuda humanitaria a Baba Amr, barrio rebelde de reconquistado el jueves por el Ejército y al que las autoridades prohíben el ingreso de la Cruz Roja.

El jefe de la diplomacia turca, Ahmet Davutoglu, criticó al régimen sirio por impedir ingreso de ayuda humanitaria y de "cometer un crimen de lesa humanidad cotidianamente" al disparar contra su propia población, indicó la agencia de prensa turca Anatolia.

Las fuerzas sirias atacaron hoy otra vez a la asolada ciudad de Homs. Esto ocurre después de que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijera que había recibido "reportes espeluznantes" de que las tropas del presidente estaban ejecutando, aprensando y torturando personas en esta urbe.

"En un acto de pura venganza, el Ejército de Assad ha estado disparando (…) desde esta mañana a Jobar", dijo la Red Siria de Derechos Humanos, sobre un barrio adyacente a Baba Amr, el distrito de Homs desde el que los rebeldes del Ejército Siria Libre fueron expulsados esta semana tras casi un mes de bombardeos.

En Damasco, los restos de la periodista estadounidense Marie Colvin y del fotógrafo francés Rémi Ochlick, transportados ayer al hospital Asad de Damasco, fueron entregados hoy a los embajadores de Francia y de Polonia, éste último representando a Estados Unidos, para ser repatriados.