Israel se opone a entrega de armamento. (Reuters)
Israel se opone a entrega de armamento. (Reuters)

El presidente sirio reconoció implícitamente haber recibido el sofisticado sistema de misiles de , lo cual dificultaría cualquier posible intervención armada extranjera en Siria, un país ya devastado por la guerra civil.

Esto luego de que la oposición siria anunciara hoy que impulsada por Estados Unidos y Rusia, mientras los aliados del régimen de Al Assad sigan participando en el conflicto.

Moscú, aliado del presidente sirio, había justificado el martes su decisión de suministrar el sistema de defensa antiaérea a Damasco, cumpliendo así con un contrato firmado años atrás. Según el vicecanciller ruso, Serguei Riabkov, este suministro impedirá "internacionalizar el conflicto".

En declaraciones a la televisión Al Manar, que pertenece al movimiento chiita libanés Hezbolá, Al Assad fue interrogado sobre la entrega de los misiles de defensa antiaérea rusos. "Todos los acuerdos con Rusia se cumplirán y una parte ya se ha cumplido recientemente", contestó.

ISRAEL ENTRA AL CONFLICTOPor su parte el ministro de Agua y Energía israelí, Sylvan Shalom, indicó que no quiere provocar una "escalada" militar con Siria, pero no permitirá la entrega de armas "estratégicas", especialmente al movimiento chiita libanés Hezbolá.

Interrogado sobre el suministro de sistemas de defensa antiaérea del tipo S-300 a Siria, Shalom declaró: "Desde hace años Siria dispone de armas estratégicas, el problema se plantearía si estas armas fueran susceptibles de caer en otras manos y ser utilizadas contra nosotros. En este caso, tendríamos que actuar".