Aviones, helicópteros y artillería pesada disparan contra Alepo. (AP)
Aviones, helicópteros y artillería pesada disparan contra Alepo. (AP)

Las fuerzas del régimen sirio lanzaron hoy la temida ofensiva para recapturar los distritos en manos de los rebeldes en la ciudad de , y encontraron una gran resistencia de los rebeldes, informaron activistas de la oposición.

Los observadores hablaron de los combates más duros desde el inicio de la revuelta hace 15 meses. Apoyados por aviones, helicópteros y artillería pesada, los soldados leales al presidente se enfrentaron a los rebeldes en el sur y el este de la segunda ciudad del país.

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos , con sede en Londres, habló de fuertes enfrentamientos en los accesos al suburbio sudoeste de Salaheddin, un bastión del rebelde Ejército Sirio de Liberación (ESL).

También se informó de combates en Al Hamdaniya, Sajur y otros distritos en manos del ESL. De Al Sukkari huyeron los habitantes después de que cayeran allí morteros.

"Utilizan todo tipo de armas, pero nuestros rebeldes lograron repeler los avances de las tropas del régimen contra Salaheddin y Al Hamdaniya", señaló el comandante del ESL Abdu Omar al Halebi a la agencia dpa. "Nuestros valientes rebeldes han destruido al menos cinco tanques", añadió.

La televisión estatal informó sin embargo que las tropas del gobierno comenzaron a "limpiar" las calles de Alepo de "terroristas y grupos armados" y hablaron de "fuertes bajas" entre los rebeldes.

Según los activistas, en las primeras horas de los combates murieron al menos siete rebeldes, once soldados del régimen y una cifra no precisada de civiles. La información, sin embargo, no se puede verificar de forma independiente.

Los rebeldes entraron por primera vez en Alepo hace algo más de una semana. Los países occidentales han manifestado su preocupación por la posibilidad de que ocurra una masacre en esa ciudad, la capital económica del país, de más de dos millones de habitantes y a sólo 50 kilómetros de la frontera con Turquía.

MUERTOS SUPERAN LOS 20,000En tanto, el OSDH denunció que más de 20,000 personas murieron por la violencia desde el inicio de la revuelta contra Assad, en marzo de 2011. Este total de 20,028 personas incluye a 13,978 civiles, 5,082 militares y 968 desertores.