Imagen satelital del barrio sirio de Baba Amr. (Reuters)
Imagen satelital del barrio sirio de Baba Amr. (Reuters)

La jefa de ayuda humanitaria de Naciones Unidas, Valerie Amos, dijo hoy que exigió a Siria un acceso irrestricto al país para entregar ayuda a las víctimas de la violencia, pero que el Gobierno del presidente aún no se lo ha concedido.

"El Gobierno sirio ha pedido más tiempo para evaluar el acuerdo y he tenido que ceder. De hecho es muy importante, en mi opinión, que obtengamos un acceso ilimitado", afirmó en (Turquía) luego de una visita a Siria.

"Sin embargo, el Gobierno aceptó un ejercicio de evaluación limitada de las agencias de la ONU y de autoridades sirias que nos podría dar cierta información sobre lo que está ocurriendo en el país", declaró.

Amos también comentó la impresión que le causó ayer su visita al vecindario de Baba Amr en la ciudad de , el centro de la ofensiva lanzada por Assad contra los rebeldes.

"Quedé devastada por lo que vi, esa parte de Homs está totalmente destruida, ya no queda gente. Las personas que vi intentaban proteger sus posesiones", sostuvo. "Y es importante saber lo que le pasó a esas personas", agregó.