(AP)
(AP)

El año y medio de combates en ha causado la muerte de más de 40,000 personas, según el recuento del , entidad opositora al gobierno de .

Los fallecidos se dividen en 28,026 civiles, 10,150 soldados y 1,379 desertores, señaló el director del Observatorio, Rami Abdurrahman. Más de 500 víctimas no han podido ser identificadas.

Mientras tanto, la guerra civil en Siria continúa. El Ejército centra ahora sus esfuerzos en impedir una nueva ofensiva contra la capital, , el nuevo objetivo de los rebeldes luego de su avance en el norte del país.

Según los activistas, hoy perdieron la vida 46 sirios por los combates en el barrio de Al Kabun y un ataque contra la carretera en Al Messe.

El conflicto en Siria también alcanzó un nuevo récord en el número de periodistas muertos en lo que va de año. Según el Instituto de Prensa Internacional (IPI) de Viena, son 119 los periodistas fallecidos.

Así, Siria se ubica como el país más peligroso para el trabajo de prensa y activismo. Las víctimas se dividen equitativamente entre representantes de medios progubernamentales y periodistas de la oposición.