Berlusconi juega sus últimas cartas. (EFE)
Berlusconi juega sus últimas cartas. (EFE)

Los abogados del exprimer ministro buscan impedir que la Corte de Casación confirme la condena por que conlleva la inhabilitación por varios años a ejercer cargos públicos.

La Suprema Corte, que comenzó a examinar el caso el martes pasado, deberá confirmar o no la condena a Berlusconi a cuatro años de cárcel por fraude fiscal en la adquisición de derechos televisivos para su compañía audiovisual y a cinco años de inhabilitación a ejercer cargos públicos.

La decisión de la corte no puede ser impugnada y probablemente será anunciada el jueves, según la prensa que menciona fuentes internas del tribunal.

"Berlusconi fue el creador del mecanismo para el fraude fiscal", dijo el procurador general de la Corte de Casación, Antonio Mura, al solicitar a los cinco magistrados del máximo tribunal judicial que confirmen la condena, pero que reduzcan de cinco a tres años la inhabilitación según las normas vigentes.

El equipo de abogados de Berlusconi lideró hoy la llamada "última batalla" del 'Cavaliere' y busca complejas salidas judiciales para impedir que la Corte Suprema confirme la sentencia.

Al menos cinco horas, sobre puntuales asuntos técnicos, durarán los alegatos de los abogados defensores, Franco Coppi y Niccoló Ghedini. "Faltan las pruebas de que Berlusconi participó en el delito", aseguraron.