Silvio Berlusconi comienza servicio social en asilo de ancianos. (AP)
Silvio Berlusconi comienza servicio social en asilo de ancianos. (AP)

(Roma/EFE)En , el ex primer ministro cumplió hoy su primer día de trabajos sociales en el centro de asistencia a ancianos y discapacitados asignado por la Justicia en sustitución a la pena de cárcel que se le impuso por .

El magnate deberá hacer servicios sociales durante los próximos diez meses en el centro de la fundación Sagrada Familia de la localidad de Cesano Boscone (), donde asistirá a un grupo de veinte enfermos de alzheimer.

Berlusconi llegó a las puertas de ese centro, en el que se trata a cerca de 2,000 personas, a las 09:30 hora local (02:30 hora peruana) y lo hizo a bordo de uno de sus vehículos, que lo dejó a pocos metros de la entrada.

A su llegada, Berlusconi fue increpado por un sindicalista, Pippo Fiorito, que lo recibió al grito de "los trabajadores italianos tenemos un sueño en el corazón: ¡Berlusconi en San Vittore!", en alusión a la cárcel de Milán.

Un hecho registrado por las decenas de medios de comunicación de todo el mundo que acudieron a cubrir a Berlusconi en su primera jornada de trabajos sociales.

El que fuera tres veces primer ministro de Italia entró al centro San Pedro –el módulo en el que trabajará– sin dar ninguna declaración, con semblante serio y vestido de oscuro, con americana, camiseta y un pantalón deportivo.

Ya dentro del centro, Berlusconi cumplió con el tiempo mínimo establecido en su condena, que dicta que debe prestar sus servicios "al menos un día a la semana y no menos de cuatro horas".

A las 13:54 horas (06:54 hora peruana), el político y empresario salió del centro, esta vez sonriente y saludando con la mano.