Toda expedición hacia el conlleva un grado de dificultad mayor y un riesgo inminente para aquellos alpinistas, profesionales o aficionados, que quieren cumplir el sueño de escalar el monte más alto del mundo.

Y es que a 8848 metros de altura, es necesario contar con el apoyo de los guías locales, los sherpas, habitantes de las regiones montañosas de . Pero, ¿por qué son vitales para cualquier expedición al Everest?

Los sherpas se ocupan de cargar los bultos y herramientas más pesadas de los montañistas durante el trayecto de ascensión. Su alto nivel de resistencia y el conocimiento del territorio los hacen los mejores aliados de las expediciones.

Si ascender por encima de los 8 milmetros ya es una tarea que requiere de preparación física rigurosa, ¿cómo pueden hacer los sherpas para cargar mayor peso a una altura donde el oxígeno es escaso?

Un estudio reciente reveló que los sherpas tienen una fisiología particular, que utiliza el oxígeno de una manera más eficiente que las personas que viven en sitios a nivel del mar. Esta habilidad, dicen los investigadores, se debe a una mutación genética ventajosa que les confiere un metabolismo único.

Es así que la capacidad para desenvolverse en altura entre los sherpas y los montañistas que escalan los Himalayas es marcada.

El organismo de los montañistas puede adaptarse a la falta de oxígeno aumentando el número de glóbulos rojos en la sangre, para aumentar la capacidad de retener oxígeno. Los sherpas, en cambio, tienen sangre menos espesa, con menos hemoglobina y una capacidad reducida de retener oxígeno, una característica que tiene la ventaja de hacer que la sangre circule más fácilmente, y esto pone menos presión sobre el corazón.

"Esto demuestra que lo importante no es cuánto oxígeno tienes, sino qué es lo que haces con él", asegura Andrew Murray, profesor de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, y autor principal de la investigación. Asimismo, el especialista agregó que "los sherpas tienen un desempeño extraordinario, especialmente en las cumbres de los Himalayas. Eso es porque hay algo verdaderamente inusual en su fisiología".

Más glucosa, menos grasa
Para investigar qué tiene de inusual, los investigadores tomaron muestras musculares de montañistas a 5.300 metros de altura y los compararon con muestras tomadas de sherpas.

Las muestras bioquímicas revelaron que el tejido muscular de los sherpas podía utilizar mejor el oxígeno limitando la cantidad de grasa que quemaba y maximizando el consumo de glucosa. "La grasa es un gran combustible, pero el problema es que necesita más oxígeno que glucosa", señaló Murray.

Al preferir quemar azúcares en vez de grasa, el cuerpo de los sherpas puede obtener más calorías por unidad de oxígeno respirado.

Variante genética
Además, los resultados de la investigación sorprendieron a Federico Formenti, investigador del King's College, en Londres, cuyo estudio sobre el consumo de oxígeno en altura hecho hace una década demostró que los sherpas producen un 30% más de energía que los montañistas.

"Este estudio presenta un mecanismo celular de lo que encontramos a nivel del cuerpo: que los sherpas usan menos oxígeno para hacer el mismo trabajo".

TAGS RELACIONADOS