El Viernes Santo se recuerda la crucifixión y muerte de Jesucristo. (Foto: Freepik)
El Viernes Santo se recuerda la crucifixión y muerte de Jesucristo. (Foto: Freepik)

La es la época del año en la que se recuerda la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Durante este periodo, muchos cristianos tratan de honrar al hijo de Dios por su paso por este mundo y siguen las tradiciones que se han mantenido desde hace mucho tiempo. Una de ellas es la de no comer carne roja el , pero realmente sabes ¿por qué nos privamos de este alimento?

No a la carne roja

Al ser considerado el Viernes Santo como una fecha representativa para el cristianismo porque se recuerda la crucifixión y muerte de Jesús de Nazaret, la Iglesia Católica manda a sus fieles no comer carne roja porque representa el cuerpo de Cristo crucificado, además de ser una forma de guardar ayuno y abstinencia como penitencia.

Otra de las razones para evitarla este día es porque está asociada a celebraciones y banquetes, y el Viernes Santo no es una fecha para festejar, sino de conmemoración del sacrificio de Jesús.

El Viernes Santo es una de las fechas más representativas del cristianismo. (Foto: Pixabay)
El Viernes Santo es una de las fechas más representativas del cristianismo. (Foto: Pixabay)

¿Por qué pescado?

Varios creyentes reemplazan la carne roja por el pescado basándose en algunas lecturas de la Biblia como en el Evangelio de Lucas (9:13). Uno de los momentos más recordados de Jesús es cuando multiplica los panes y el pescado para un pueblo entero.

O en el evangelio de Juan (21:5) en el que se lee: “Entonces Jesús les dijo: Hijos, ¿acaso tenéis algún pescado? Le respondieron: No”. De esta manera se busca honrar los deseos que tuvo Jesús en vida en el día de su muerte.