Schettino está acusado de homicidio y de abandonar el barco. (Reuters)
Schettino está acusado de homicidio y de abandonar el barco. (Reuters)

Un tribunal italiano decidió hoy que , el capitán del crucero que naufragó frente a la isla de Giglio el mes pasado y que causó la muerte de al menos 17 personas, , permanecerá bajo arresto domiciliario.

El fue arrestado al día siguiente del desastre del 13 de enero, acusado de homicidio y de abandonar el , antes de que los 4,200 pasajeros y tripulantes fueran evacuados.

Schettino, quien admitió ante la Fiscalía que acercó demasiado el navío a la isla, está .

La semana pasada, las autoridades italianas suspendieron la búsqueda de cuerpos en la embarcación tras recuperar 17 cadáveres. Un total de 15 personas permanecen desaparecidas.

En tanto, el casco del Costa Concordia sigue sobre una zona de rocas a menos de 100 metros de la costa de . Los trabajos continúan en ese lugar con el objetivo de extraer las 2,300 toneladas de combustible que llevaba el crucero para evitar un desastre medioambiental.

Esta mañana, el titular de Protección Civil de Italia dijo que el barco sería retirado dentro 10 meses.