Un joven gay murió tras ser brutalmente violado y torturado por un grupo de en la región rusa de Sverdlovsk, según denunció la organización de derechos humanos Spectrum Human Rights Alliance.

El muchacho fallecido, de origen uzbeko, fue víctima del colectivo neonazi Occupy Pedofilyaj, que tiende trampas a homosexuales a través de Internet bajo la excusa de "combatir la pedofilia", explicó el médico y activista Valentin Degtyarev, autor de la denuncia.

Además, el mismo grupo de torturadores publicó en Internet algunas fotografías que muestran las escenas de depravación a las que el joven fallecido fue sometido.

En dichas imágenes se ve al joven uzbeko de rodillas, con el cuerpo pintado de rojo y con un consolador en la mano al costado de varios neonazis que sonríen para la cámara. En otra instantánea se lo ve pintado de azul siendo rociado por orina.

Según la denuncia de Degtyarev, el joven murió a causa de las heridas de un cuchillo causadas luego de ser torturado, orinado y violado con un consolador, acto que le produjo además desgarros en el ano. En tanto, las autoridades rusas no han confirmado su muerte.

INACCIÓN POLICIALEstos ataques, frecuentes en , no parecen haber generado la inmediata acción de las autoridades, que interrogaron a miembros del grupo neonazi y los liberaron "a las pocas horas", denunció Spectrum Human Rights Alliance.

"La aplicación de la ley de Putin parece condonar totalmente estas acciones", escribe Degtyarez, que asegura que cuando se quejó a las autoridades sobre estos ataques, él y su madre, de 72 años, recibieron amenazas de muerte y fueron perseguidos.