Irina Shumilova, a la izquierda, y su esposa Alyona Fursova. (VK.com/Alyona Fursova)
Irina Shumilova, a la izquierda, y su esposa Alyona Fursova. (VK.com/Alyona Fursova)

Una mujer y una transexual se casaron oficialmente en San Petersburgo, convirtiéndose en el primer de , a pesar de que las uniones entre personas del mismo sexo están prohibidas, indicó el domingo una ONG local.

La boda fue permitida porque una de las dos protagonistas es una transexual, que actualmente recibe un tratamiento hormonal para convertirse en mujer, pero su pasaporte indica que es de sexo masculino.

"El casamiento de esta pareja homosexual (…) evidentemente pudo tener lugar porque una de las dos jóvenes esposas era un hombre, de acuerdo con su pasaporte. Por lo tanto, formalmente fue un matrimonio entre un hombre y una mujer. Pero en los hechos se trataba de dos mujeres", afirmó la ONG Vykhod, que defiende los derechos de los homosexuales.

Las dos jóvenes esposas, Irina Shumilova y Alyona Fursova, llevaban vestidos blancos para esta unión, que fue celebrada el viernes en , una ciudad del noroeste de Rusia de la cual surgió la controvertida ley que castiga toda "propaganda" homosexual ante menores.

"Es un insulto hacia miles de familias rusas. Tengo la intención de pedir la anulación de esa boda", reaccionó enérgicamente Vitali Milonov, un diputado local autor de la ley sobre la "propaganda" homosexual, interrogado por la AFP.

Rusia, donde la homosexualidad era considerada un crimen hasta 1993 y como una enfermedad mental hasta 1999, adoptó el año pasado una ley que castiga todo acto de "propaganda" homosexual y de ante menores con multas y penas de cárcel.

TAGS RELACIONADOS