Sigue actualizado en nuestra APP

Rusia: Meteorito explotó a 20 kilómetros de altura antes de impactar

Cuerpo celeste entró en la atmósfera a una velocidad de casi 65,000 kilómetros por hora, estimó la NASA. Buzos buscan restos en el lago Cherbakul.

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

El meteorito que ayer impactó en Rusia estalló a unos 20 kilómetros de altura sobre la Tierra, según afirmó hoy la NASA.

La mayor parte de los daños causados fueron consecuencia de la onda explosiva y no de los pedazos de meteorito que impactaron en la región rusa de Cheliábinsk, a unos 1,500 kilómetros al este de Moscú.

El cuerpo celeste entró en la atmósfera a una velocidad de 18 kilómetros por segundo, informó la NASA. Eso supone casi 65,000 kilómetros por hora, es decir, 30 veces más rápido que un avión Concorde.

La NASA estimó que el objeto tenía 17 metros de ancho antes de entrar en la atmósfera terrestre y pesaba alrededor de 10.000 toneladas.

La agencia espacial estadounidense también estimó que su explosión liberó casi 500 kilotones de energía, cerca de 30 veces el tamaño de la bomba nuclear que fue arrojada en la ciudad japonesa de Hiroshima en la segunda Guerra Mundial.

Según los expertos estadounidenses, el meteorito cruzó las órbitas de Mercurio y Venus y se acercó bastante a Marte antes de colisionar en la Tierra. Los investigadores de la NASA reiteraron que el impacto de este cuerpo no tiene que ver con el asteroide 2012 DA14, que horas después pasó cerca de nuestro planeta.

"Varios miles de meteoritos llegan a la Tierra cada día. La mayor parte de ellos caen en los océanos o en zonas deshabitadas o no se aprecian a la luz del día", explicó la NASA.

Sin embargo, el meteorito que impactó en Rusia dejó cerca de 1,200 heridos, la mayor parte de ellos debido a la rotura de cristales. Decenas de ellos continuaban hoy hospitalizados, aunque el gobernador de la región, Mijail Yurevich, aseguró que la situación está bajo control.

En total, el impacto del meteorito afectó a unas 100,000 personas, mientras que los daños ascienden a unos US$30 millones. En medio de temperaturas de hasta -20°C, los cuerpos de seguridad rusos siguen trabajando para reparar las ventanas dañadas de muchos edificios.

Por otro lado, equipos de buzos están buscando restos del meteorito en el lago Cherbakul, a unos 80 kilómetros de Cheylabinsk, según informó una portavoz del Ministerio de Protección Civil. Por el momento no se localizó ningún fragmento.

Ir a portada