El joven ya regresó a vivir al bosque en donde pasó la mayor parte de su vida. (EFE)
El joven ya regresó a vivir al bosque en donde pasó la mayor parte de su vida. (EFE)

Un joven ruso que vivió cerca de 16 años con sus padres en un bosque de Siberia, lejos de la civilización, se presentó ante las autoridades tras ser abandonado por sus padres.

El joven de unos veinte años fue encontrado por habitantes cerca de la ciudad de , en la región del .

El muchacho explicó que sus padres, cuatro años después de su nacimiento en 1993, decidieron irse a vivir alejados de la sociedad en una cabaña en medio de un bosque en Siberia.

Pero estos últimos lo abandonaron en mayo pasado. Fue entonces que el joven decidió ir en busca de ayuda a un pueblo vecino.

"Tenía miedo de no sobrevivir durante el invierno sin sus padres", explicó a la agencia AFP Roman Fomine de la fiscalía local, añadiendo que no se conoce el paradero de sus padres.

"Parecía normal y saludable. Hablaba despacio solo porque no se comunica con la misma frecuencia que la mayoría de la gente", agregó Fomine.

Sin embargo, el joven ya regresó a vivir al bosque en donde pasó la mayor parte de su vida, según este responsable.