(Reuters)
(Reuters)

Los recibieron hoy con reservas la decisión de la (UE) de , al considerar que llega demasiado tarde. Poco después justificó una entrega de misiles antiaéreos al régimen de Damasco para impedir una intervención exterior en el conflicto.

Dicen que embargo llega muy tarde(AFP)

Los ministros de Exteriores de la UE acordaron ayer en levantar el embargo, pero ningún país tiene intención de realizar entregas en los dos próximos meses para no entorpecer la iniciativa de paz ruso-estadounidense, que prevé una conferencia internacional sobre Siria.

Rusia reaccionó rápidamente al levantamiento del embargo. El viceministro ruso de Relaciones Exteriores, Sergei Ryabkov, afirmó que las entregas previstas de misiles antiaéreos S-300 rusos a Siria son un factor de "estabilización" cuyo objetivo es disuadir cualquier idea de intervención exterior.

"Creemos que medidas de este tipo disuaden a algunos espíritus acalorados de contemplar escenarios que impliquen internacionalizar el conflicto, mediante la participación de fuerzas extranjeras" declaró Ryabkov, quien subrayó que el contrato para la entrega de los S-300 fue firmado "hace algunos años".

Tras esta declaración, la reacción provino de . El ministro de Defensa, Moshé Yaalon, dijo que su país "sabrá qué hacer" si Rusia entrega ese sistemas de defensa antiaérea al régimen de .

"Las entregas no se han producido y espero que no se produzcan. Pero si por desgracia (los S-300) llegan a Siria, sabremos qué hacer", afirmó Yaalon.