Bebé de 11 meses fue rescatado tras estar atrapado bajo los escombros por 35 horas (Reuters).
Bebé de 11 meses fue rescatado tras estar atrapado bajo los escombros por 35 horas (Reuters).

Un bebé de 11 meses fue hallado con vida tras pasar 35 horas bajo los escombros de un bloque de departamentos en Rusia que se derrumbó en una explosión, informaron funcionarios de emergencia que calificaron el rescate como un milagro.

La explosión, que habría sido causada por una fuga de gas, afectó 48 apartamentos en un edificio de 10 pisos en la ciudad industrial de Magnitogorsk el lunes pasado, provocando la muerte de al menos 7 personas y dejaron 36 desaparecidos. 

En imágenes difundidas por el Ministerio de emergencias local mostraron a un rescatista que recogía al bebé y lo cubría con una manta antes de que llevarlo corriendo hacia una ambulancia.

Explosión en ciudad industrial de Magnitogorsk ocurrió el lunes pasado y dejó al menos 7 muertos (Reuters).
Explosión en ciudad industrial de Magnitogorsk ocurrió el lunes pasado y dejó al menos 7 muertos (Reuters).

El hecho de que el niño de 11 meses, diagnosticado con una quemadura grave por congelación y un traumatismo craneal cerrado, estuviera acostado en su cama y envuelto en capas, le salvó la vida, indicó la agencia de noticias TASS. 

El bebé fue encontrado cuando un socorrista lo escuchó llorar. Ante ello, se organizó una operación a gran escala según Interfax. Su rescate fue difícil debido a los escombros inestables que planteaban riesgos para los rescatistas.

"Cientos de personas esperaban la aparición del niño entre los escombros (...) como un milagro. Y el milagro ocurrió", manifestaron los funcionarios a la prensa. 

Imagen del bebé rescatado tras 35 horas de estar atrapado (Reuters).
Imagen del bebé rescatado tras 35 horas de estar atrapado (Reuters).

Además se reportó que la madre del niño está viva y llegó al hospital para conocer de su estado. 

La explosión destruyó el edificio en Magnitogorsk el lunes pasadodurante un día festivo en Rusia. En el momento de la detonación, muchos de los residentes estaban dormidos. La ministra de Salud, Veronika Skvortsova, dijo el lunes que las posibilidades de encontrar sobrevivientes se estaban desvaneciendo.

TAGS RELACIONADOS