Las autoridades rusas ya habrían entablado un procedimiento penal contra el acusado de espionaje.  (Foto: EFE)
Las autoridades rusas ya habrían entablado un procedimiento penal contra el acusado de espionaje.  (Foto: EFE)

El Servicio Federal de Seguridad de (FSB) detuvo a un ciudadano estadounidense "mientras llevaba a cabo un acto de espionaje" en Moscú, anunció este lunes el servicio secreto ruso. 

El comunicado precisa que la detención se llevó a cabo el último viernes contra el ciudadano estadounidense que fue identificado como Paul Whelan.

El Gobierno ruso ya habría entablado un procedimiento penal en contra del acusado, quien podría ser condenado a una pena de hasta 20 años de cárcel.

Por su parte, el departamento de Estado estadounidense indicó en un breve comunicado que ha intentado ponerse en contacto con su ciudadano, cuya identidad no confirmó.

"La convención de Viena obliga a Rusia a dar un acceso consular [al detenido]. Lo hemos pedido y esperamos a que las autoridades rusas lo aprueben", manifestó la diplomacia estadounidense.

Esta detención se produce en medio de un contexto cargado de escándalos en los que los los países occidentales acusan de espionaje a Moscú.

El presidente ruso, Vladimir Putin, sostiene, por su parte, que Occidente recurre a tales escándalos para intentar socavar el peso del país en el tablero político internacional. "Esto está relacionado con la afirmación del poder ruso", declaró Putin durante su reciente rueda de prensa anual.

Entre estos casos de espionaje figura el envenenamiento del agente doble ruso Serguéi Skripal y de su hija en Inglaterra, atribuido a Moscú por las autoridades británicas. El Kremlin desmintió cualquier implicación.

También figura el caso de la rusa Maria Butina, detenida en julio en Washington por actuar como un agente extranjero ilegal en Estados Unidos. El Kremlin afirmó que se trataba de acusaciones "sin fundamento". María Butina se enfrenta a una condena de seis meses de cárcel, seguida de una probable expulsión.

Fuente: AFP