Fuegos artificiales junto al Coliseo celebrando el año nuevo 2015. (Getty Images)
Fuegos artificiales junto al Coliseo celebrando el año nuevo 2015. (Getty Images)

Esta Año Nuevo en no será el mismo de siempre. Y es que la alcaldesa, Virginia Raggi, ha prohibido el uso de fuegos artificiales, petardos y cualquier otro producto similar que pueda causar contaminación sonora desde el 31 de diciembre hasta acabar el 01 de enero del 2018.

En la ciudad de Roma se acostumbra ver iluminado el cielo con el Coliseo Romano o la Fontana di Trevi, pero en esta ocasión las personas y turistas presentes no podrán deleitarse con tal espectáculo.

La razón de ello es que la autoridad busca proteger la salud de las personas y de las mascotas. “Evitar su uso ayuda a prevenir tanto los daños a las personas, a veces graves y a las cosas como el fuerte ruido que asusta tremendamente a los animales, domésticos y salvajes”, señala la alcaldesa.

Además, indicó que estos actos producen incendios si no se le da un uso adecuado. Así como el deterioro del patrimonio histórico y cultural del centro de la ciudad, contaminación del aire o trastorno a los animales.

Como alternativa, habrá espectáculos de luz y sonido por toda la ciudad, aunque el grueso de las celebraciones se concentrará en la gran explanada del Circo Máximo, con conciertos y actuaciones teatrales.

“En Roma será posible festejar el año nuevo durante 24 horas divirtiéndose sin fuegos artificiales gracias a más de cien actuaciones con mil artistas de todo el mundo”, apuntó Virginia Raggi.