(Reuters)
(Reuters)

El exprimer ministro sirio dijo hoy que el régimen de se está desmoronando y solo controla el 30% del país, en su primera aparición desde que desertó a las filas de la oposición.

En declaraciones desde , Hijab dijo que el estado de ánimo del Gobierno era bajo tras una campaña que ya dura 17 meses para sofocar una revuelta popular contra Assad.

"Oh devotos revolucionarios, su revolución se ha convertido en un modelo de esfuerzo y sacrificio en nombre de la libertad y la dignidad. Les aseguro, desde mi experiencia y antiguo cargo, que el régimen se está desmoronando, espiritual y financieramente, a medida que la intervención militar aumenta", dijo.

"Ya no controla más que el 30% del territorio sirio (…) así que dejemos que la brillante revolución culmine preservando la unidad del país", manifestó.

Hijab no dio detalles sobre esa declaración y no aceptó preguntas de la prensa. Ha sido difícil verificar qué partes del territorio sirio están en manos de los rebeldes.

Él, que como muchos opositores procedentes de la mayoría siria, no formaba parte del estrecho círculo de Assad. Sin embargo, su salida y la partida de la mayoría de los altos cargos civiles que han desertado han supuesto un simbólico revés para el Gobierno, que está dominado por la minoritaria facción de Assad.

Las autoridades sirias dijeron que habían cesado a Hijab antes de su huida, pero él dijo en rueda de prensa en Amán que había dimitido y desertado a la oposición, y se refirió al gobierno de Assad como un "enemigo de Dios". "Es mi deber lavar mis manos de este régimen corrupto", agregó.