Richard Huckle, el pedófilo británico que abusó de 200 bebés y niños en Malasia, fue asesinado en la cárcel. | Foto: AFP
Richard Huckle, el pedófilo británico que abusó de 200 bebés y niños en Malasia, fue asesinado en la cárcel. | Foto: AFP

Richard Huckle, el pedófilo británico que abusó de 200 bebés y niños en , fue asesinado en la cárcel en la que purgaba cadena perpetua tras sus repudiables delitos. Según informó The Guardian, reos de la prisión Full Sutton En North Yorkshire atacaron a puñaladas al depravado el último domingo y le ocasionaron la muerte.

Desde 2016, el sujeto fue sentenciado a 22 cadenas perpetuas luego de admitir que cometió 71 delitos “sin precedentes y excepcionales” en contra de niños de entre seis y 12 años de 2006 a 2014. Tenía 30 años cuando fue condenado a morir en el encierro.

“El prisionero de HMP Full Sutton Richard Huckle murió el 13 de octubre. Sería inapropiado hacer más comentarios mientras se lleva a cabo una investigación policial”, señaló un portavoz del Servicio Penitenciario de la referida prisión.

Según informó The Guardian, Huckle comenzó a abusar de niños cuando tenía 19 años. Se hacía pasar por profesor de inglés y filántropo en comunidades cristianas pobres de Kuala Lumpur.

Fueron un total de 23 denuncias por violación que recayeron en contra del sujeto, quien violó a los menores durante años. Incluso, hubo un caso en el que el depravado atacó sexualmente a un niño, desde los 3 hasta los 10 años.

“Su comportamiento ofensivo se arraigó en su vida cotidiana. Su vida giraba en torno a sus actividades sexuales con niños pequeños. Sus creencias distorsionadas con respecto a los niños están profundamente arraigadas. Tu autoengaño no tiene límites”, indicó el juez Peter Rook al dictar la sentencia.

Durante la investigación, se halló más de 20 mil fotografías y videos de los abusos que practicaba Huckle a los niños. Luego compartía las imágenes con otros pederastas alrededor del mundo a través de Internet.


TAGS RELACIONADOS