(Reuters)
(Reuters)

El presidente alemán, , renunció hoy luego de que fiscales estatales pidieran ayer al Parlamento que remueva su inmunidad legal por acusaciones de que aceptó favores.

"Los desarrollos de los últimos días y semanas han mostrado que la confianza (del pueblo alemán) y por consiguiente mi eficacia han sido dañadas seriamente", dijo Wulff en una breve declaración. "Por esta razón ya no me es posible ejercer el cargo de presidente en el país y en el exterior como es debido", agregó.

La canciller , que lo seleccionó para este puesto simbólico, pospuso un viaje a Roma para dialogar con el primer ministro italiano, , e hizo un breve comunicado luego de las declaraciones de Wulff, diciendo que lamentaba su partida.

Merkel también manifestó que trabajará con los partidos de oposición para llegar a un consenso sobre el sustituto de Wulff. Esta medida inusual podría ser un intento de evitar un debate nacional sobre el sucesor del Jefe de Estado, en un momento en el que la canciller se centra en la lucha contra la crisis de deuda de la zona euro.

Es la primera vez que los fiscales piden investigar a un presidente alemán, por lo cual la decisión desató reclamos directos de la oposición para que Wulff, de 52 años, presentara su renuncia.

Es el segundo presidente en dimitir en dos años. Su antecesor, el exjefe del Fondo Monetario Internacional , renunció inesperadamente en el 2010 luego de las críticas que recibió por comentarios acerca de la misión alemana en Afganistán.