Techo de la embajada británica en Berlín, donde estarían colocados equipos de escuchas. (AFP)
Techo de la embajada británica en Berlín, donde estarían colocados equipos de escuchas. (AFP)

Reino Unido realiza escuchas desde la embajada británica en Berlín, ubicada en las inmediaciones del Parlamento alemán y de las oficinas de la canciller , señala hoy el periódico británico .

Según la publicación, existe documentación y tomas aéreas hechas por los servicios secretos estadounidenses que apuntan a la existencia de bases operativas de escuchas en el techo de la embajada británica.

La publicación dice haber obtenido la información a través de los documentos de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) filtrados por el informante .

En tanto, la representación diplomática de Reino Unido en Alemania evitó pronunciarse sobre las acusaciones. "No puedo brindar ninguna información sobre actividades de inteligencia", dijo uno de sus colaboradores este martes.

Los responsables de seguridad interna en Alemania hicieron saber hoy que observan con especial atención la sede británica. Según el organismo BfV (por sus siglas en alemán), desde que estallaron los escándalos de las escuchas masivas se ordenó la conformación de una unidad especial cuyo trabajo está centrado en los ataques de espionaje de servicios estadounidenses, británicos y franceses en Alemania.

"Todos los indicios están siendo evaluados", dijo una portavoz del organismo. "Pero los servicios secretos de nuestros pares no están siendo observados sistemáticamente. Eso solo se hace cuando existen indicios", aclaró.

La estructura presuntamente utilizada para realizar las escuchas desde la embajada británica se encuentra allí desde 2000.

The Independent, que no publicó ninguna foto que sustentara la hipótesis, describe que las instalaciones sospechosas se asemejan a las que solían ser operadas por los servicios secretos británicos y estadounidenses durante la en Berlín, más precisamente en la llamada Colina del Diablo.

La embajada británica en Berlín no es la única que ha sido acusada de realizar espionaje. En octubre, al saberse que la NSA había interceptado comunicaciones de la canciller alemana, medios locales apuntaron que el espionaje estaba siendo realizado desde la representación diplomática estadounidense en Berlín.

La embajada de Estados Unidos dijo que no permitiría que se registraran sus instalaciones.

En tanto, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania citó hoy al embajador de Reino Unido en Berlín, Simon McDonald, por el presunto espionaje de los servicios británicos desde la sede diplomática británica en Alemania.

Una portavoz del Ministerio alemán indicó que se le hizo notar al embajador McDonald que "la interceptación de comunicaciones desde las instalaciones de una sede diplomática representa una contravención del comportamiento regulado por el derecho internacional".