(AFP)
(AFP)

El ministro británico de Relaciones Exteriores, , declaró este miércoles que la salida del poder del presidente sirio Bashar Al Assad es lo único que puede facilitar la solución al conflicto bélico en .

"La visión de siempre del Reino Unido es que Assad tiene que irse, y nunca hemos contemplado ninguna solución que implique que se quede", señaló el canciller inglés en conferencia de prensa. "Es necesaria una solución política, cualquiera que sea la situación en el terreno", agregó.

Hague también se mostró preocupado por la creciente influencia de y a las fuerzas oficiales de Siria. "Es muy claro que el régimen sirio está recibiendo gran cantidad de ayuda y cada vez más apoyo en los últimos meses desde fuera", manifestó el ministro.

Estas declaraciones se hicieron antes del comienzo del encuentro de los Amigos de Siria, un grupo de once países que apoyan la rebelión siria.

Hoy los cancilleres de EEUU, el Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Turquía, Jordania, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Catar se reunieron la capital jordana con miembros de la oposición siria.

En el encuentro, las autoridades debaten la propuesta ruso-estadounidense de realizar "Ginebra II", una segunda conferencia prevista para junio que debería sentar en la mesa de negociaciones a régimen y oposición para poner fin a la guerra.