Lisa Brennan-Jobs siempre se sintió orgullosa de los logros de su padre, el recordado cofundador de Apple, . Incluso, de niña siempre presumía lo que él tenía.

Sin embargo, la relación de ambos fue tormentosa. Por eso, a sus 40 años, Brennan-Jobs publicará el 4 de setiembre su libro 'Small Fry', en el que describe las complicaciones de crecer con un padre frívolo y también cómo tenía más aprecio por los autos que por ella misma.

La revista Vanity Fair lanzó recientemente un fragmento del escrito donde Lisa Brennan Jobs cuenta su experiencia desde el momento que Steve Jobs no quiso reconocerla como hija.

"En 1980, el fiscal de distrito del condado de San Mateo, California, demandó a mi padre para que pagara una pensión alimenticia. Él negó la paternidad, declaró bajo juramento que era estéril y dio el nombre de otro hombre que, según él, era mi padre", señaló la mujer al referido medio.

Luego, Steve Jobs se tuvo que someter a una prueba de ADN y se determinó que sí era el padre de la criatura y el tribunal le ordenó que cubriera los gastos del seguro social y el pago de una pensión mensual de  US$500.

Lisa Brennan-Jobs publicará su libro 'Small Fry'. (Twitter Small Fry)
Lisa Brennan-Jobs publicará su libro 'Small Fry'. (Twitter Small Fry)

Otro de los momentos que en la que quedó impactada fue en su adolescencia. Ella se quedaba a dormir una vez por semana en la casa del cofundador de Apple, mientras su madre, Chrisann Brennan, se iba a la universidad de San Francisco.

Uno de esos días, le preguntó a Jobs si se podía quedar con el Porsche que tenía en ese momento cuando ya no lo necesitara. "Claro que no", dice que respondió en un tono molesto.

"Para entonces ya sabía que no era generoso con el dinero, la comida o las palabras; la idea de los Porsche parecía una divina excepción", sostiene en sus memorias.

Lo peor estaba por llegar. Al llegar a la casa, Jobs paró el motor, se giró y exclamó: "No recibirás nada. ¿Entiendes? Nada. ¡No recibirás nada!".

Lisa Brennan-Jobs y Steve Jobs no tuvieron una buena relación. (GROVE ATLANTIC)
Lisa Brennan-Jobs y Steve Jobs no tuvieron una buena relación. (GROVE ATLANTIC)

Lisa Brennan Jobs también sostuvo que la relación con su progenitor mejoró con el paso de los años, pero nunca llegó a ser cercana, ni siquiera en los últimos días de enfermedad del cofundador de Apple, que padeció un cáncer de páncreas y falleció el 5 de octubre de 2011.

"El último año lo visité un fin de semana en meses alternos. Me había quitado la idea de una gran reconciliación, esa que ocurre en las películas, pero seguí yendo de todas formas", indicó.