(Reuters)
(Reuters)

Los rebeldes sirios reivindicaron hoy varias victorias en Alepo, donde afirman haber matado a 40 policías, en momentos en que el anuncio de la formación de un gobierno en el exilio podría acentuar las divisiones entre grupos opositores.

Haytham al Maleh dijo que recibió el encargo de una coalición de sirios "independientes sin afiliación política" de formar un gobierno en el exilio con sede en El Cairo, en momentos en que una coalición opositora creada en Estambul en 2011, el Consejo Nacional Sirio (CNS), tenía un proyecto similar.

El opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), con sede en Gran Bretaña, afirmó que al menos 40 policías sirios murieron hoy en combates y al ocupar los rebeldes dos comisarías en el sur de Alepo, en momentos en que el régimen y los rebeldes enviaban refuerzos a esta ciudad para una batalla decisiva que durará "semanas", según una fuente de seguridad.

"Cientos de rebeldes atacaron dos comisarías de policía en Salhin y Bab Nairab (sur) y al menos 40 policías murieron durante los combates que duraron horas", afirmó a la AFP Rami Abdel Raham, presidente del OSDH.