Brooks y Coulson, las dos caras más notables de este escándalo. (AP/Reuters)
Brooks y Coulson, las dos caras más notables de este escándalo. (AP/Reuters)

El exjefe de medios del primer ministro británico y la exeditora de un periódico de serán acusados de cargos de escuchas telefónicas en el avance más significativo en el escándalo que ha sacudido al "establishment" del Reino Unido.

Los fiscales dijeron hoy que Andy Coulson, director de comunicaciones de Cameron durante cuatro años hasta el 2011, y Rebekah Brooks, quien supervisó News International, una unidad del grupo de medios de Murdoch, enfrentarán cargos de conspiración para interceptar comunicaciones.

Las supuestas faltas fueron cometidas entre el 2000 y el 2006 cuando ambos trabajaban como editores de , el tabloide que Murdoch debió cerrar hace un año en medio del malestar público por las revelaciones de escuchas telefónicas.

Entre las presuntas víctimas había dos ministros del Interior, el exentrenador de fútbol , las estrellas de Hollywood y , el exBeatle y un miembro menor de la familia real.

Brooks y Coulson también están acusados de estar involucrados en las escuchas ilegales del teléfono de , una menor desaparecida que luego fue hallada asesinada en el 2002.

La revelación de que periodistas de News of the World habían interceptado su teléfono desataron una ola de malestar que llevó al cierre del periódico de 168 años.

"No soy culpable de estos cargos", dijo Brooks en un comunicado. "No autoricé, ni era consciente de escuchas telefónicas bajo mi dirección", agregó.

"El cargo concerniente a Milly Dowler es particularmente ofensivo no solo porque no es cierto sino también porque he pasado mi carrera periodística haciendo campaña por las víctimas del crimen. Defenderé vigorosamente estas acusaciones", sostuvo.

Otros seis experiodistas de News of the World serán acusados en el caso, una formalidad que deberá ser completada hoy por la Policía.