Schettino enfrenta cargos de homicidio por imprudencia, abandono de la nave, entre otros. (AP)
Schettino enfrenta cargos de homicidio por imprudencia, abandono de la nave, entre otros. (AP)

El juicio por el naufragio del , en el que murieron 32 personas, se reanudó hoy en la ciudad italiana de Grosseto, con el que fuera capitán de la embarcación como único acusado.

En el primer día del proceso, Schettino escuchó cómo los investigadores detallaban los errores que creen que cometió y que llevaron a la catástrofe.

Sus abogados pidieron que Schettino no sea responsabilizado por los errores de su tripulación. "Schettino sin duda es responsable de sus acciones", aseguró hoy su abogado, Donato Laino. "Pero no puede responder por los errores de otros", añadió.

El proceso por el naufragio del crucero ocurrido en enero de 2012 ante la isla de Giglio arrancó la semana pasada, pero quedó interrumpido de inmediato por una huelga de abogados en Italia.

Schettino, de 52 años, enfrenta cargos de homicidio por imprudencia y lesiones corporales, por interrumpir la comunicación con las autoridades y abandonar el barco durante su evacuación, mientras aún había pasajeros a bordo.

Los abogados del excapitán volvieron a solicitar una negociación de una pena de tres años y cinco meses, algo que fue rechazado.

Según la fiscalía, el acusado debería ser condenado a varios años de prisión, ya que lo considera el principal responsable de la catástrofe. El fiscal Francesco Verusio cree que no hay dudas sobre la responsabilidad de Schettino y que sólo debe establecerse el tipo de pena que enfrentará.

LOS RESPONSABLES AUSENTESLa naviera Costa Crociere llegó antes a un acuerdo económico por un millón de euros (US$1,3 millones) con la fiscalía y por ello no se sienta en el banquillo de los acusados. Carnival, la matriz estadounidense de la naviera italiana, deberá enfrentar un juicio por separado en California que comenzará el 23 de julio.

Otros cinco acusados llegaron a un acuerdo con la fiscalía para reducir las penas. El tribunal de Grosseto decidirá el sábado si autoriza estos acuerdos.

Varios de los abogados de las víctimas rechazaron estos acuerdos y los consideran un escándalo.

Si Schettino es condenado, tendrán dos rondas de apelación por delante y no deberá cumplir con la pena hasta que se defina la sentencia final, un proceso que en Italia podría llevar años.