Las lecciones de Jane Elliot sobre el racismo estuvieron tan bien logradas que fueron el tema central de un documental documental de 1996 titulado ‘Ojos azules’. (Getty)
Las lecciones de Jane Elliot sobre el racismo estuvieron tan bien logradas que fueron el tema central de un documental documental de 1996 titulado ‘Ojos azules’. (Getty)

Las recientes protestas en Estados Unidos por la lamentable muerte del afroamericano George Floyd debido a la brutalidad de un policía en Minneapolis, ha hecho que miles de personas en todo el mundo se sientan interpeladas por el sensible tema del .

Ante esta situación se trajo a la memoria las grandes lecciones sobre este tema social que Jane Elliott enseñó a lo largo de su carrera como profesora de tercer grado en una escuela rural del estado de Iowa.

Las lecciones de Elliot estuvieron tan bien logradas que fueron el tema central de un documental documental de 1996 titulado ‘Ojos azules’. En este se logra apreciar las estrategias y ejercicios que la profesora Elliot usó para enseñar sobre el sensible tema del racismo a un alumnado conformado en su totalidad por niños blancos.

MIRA: ¿Existen las razas humanas? La ciencia dice que no por estas razones [VIDEO]
Martin Luther King Jr. (Foto: Keystone/Getty Images)
Martin Luther King Jr. (Foto: Keystone/Getty Images)

EL SENCILLO EJERCICIO

Pero algo que llamó la atención de muchos y una de las razones por las que Jane Elliot, de 87 años, se convirtió en una reconocida educadora a nivel mundial, es que usó elementos sencillos y ejercicios para demostrar el problema del racismo.

Uno de estos ejercicios fue someter a su clase a una sencilla pregunta pero que llevaba consigo todo un triste y lamentable trasfondo.

“Quiero que se ponga de pie cada persona blanca en este salón que estaría feliz de ser tratada de la manera en que esta sociedad en general trata a los ciudadanos negros”, le pide Elliott al público.

Ante el incómodo silencio y las miradas de sorpresa e indecisión de los alumnos, la profesora Elliot repite la indicación:

MIRA: Warner Bros ofrece gratis “Just Mercy” para “aprender más sobre el racismo”

“¿No entendieron la indicación? Si ustedes, gente blanca, quieren que los traten como se trata a los negros en esta sociedad, pónganse de pie”, reitera.

“Nadie se para”, dice Elliott tajante después de varios segundos.

“Eso dice claramente que ustedes saben lo que está ocurriendo y saben que no lo quieren para ustedes. Quiero saber entonces por qué están tan dispuestos a permitir que le ocurra a otros”, concluye la profesora de manera contundente.

En entrevista a la BBC, Elliot afirma que las personas blancas no se paran en el ejercicio porque “saben que serían tratados de la manera como ellos tratan a las personas negras” y también saben que no es un tema que deba preocuparles “mientras no les pase a ellos”, por lo que no se levantan.

A protestor holds a "Black Lives Matter" placards as she demonstrates in Parliament Square, during an anti-racism demonstration in London, on June 3, 2020, after George Floyd, an unarmed black man died after a police officer knelt on his neck during an arrest in Minneapolis, USA. Thousands of people took to the streets of London on Wednesday to protest the death of George Floyd in US police custody, as Prime Minister Boris Johnson condemned the killing and told President Donald Trump that racist violence had "no place" in society. Protesters, many of them in face masks, defied coronavirus restrictions and held aloft signs saying "Justice for George Floyd" and "Enough is enough!" as they marched from Hyde Park to the Whitehall government district in central London. / AFP / Tolga Akmen
A protestor holds a "Black Lives Matter" placards as she demonstrates in Parliament Square, during an anti-racism demonstration in London, on June 3, 2020, after George Floyd, an unarmed black man died after a police officer knelt on his neck during an arrest in Minneapolis, USA. Thousands of people took to the streets of London on Wednesday to protest the death of George Floyd in US police custody, as Prime Minister Boris Johnson condemned the killing and told President Donald Trump that racist violence had "no place" in society. Protesters, many of them in face masks, defied coronavirus restrictions and held aloft signs saying "Justice for George Floyd" and "Enough is enough!" as they marched from Hyde Park to the Whitehall government district in central London. / AFP / Tolga Akmen

PROTESTAS ACTUALES

Jane Elliot, quien enfrentó a las personas a sus propios prejuicios y pone en evidencia comportamientos racistas que muchas veces las personas tienen sin darse cuenta, mediante sencillos ejercicios y prácticos, considera que estas protestas son una “una situación que creamos los blancos, estamos viviendo las consecuencias de nuestro comportamiento”.

“No puedes abusar de un grupo de gente inteligente durante 300 años y esperar que aguanten indefinidamente”, agrega.

MIRA: Kylie Jenner confiesa que el racismo es su mayor miedo por el futuro de su hija Stormi

Como se sabe, estas protestas ya han sido consideradas tan graves como las que se vivieron a partir del 4 de abril de 1968, día en que fue asesinado Martin Luther King Jr., líder en la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos.

EL EXPERIMENTO DE LOS OJOS AZULES Y LOS OJOS MARRONES

Pero los ejercicios de Elliot no se limitaron a simples preguntas. Tal como se aprecia en el documental ‘Ojos azules’, la profesora aplicó otro ejercicio para demostrar la facilidad con la que el ser humano es capaz de segregar y discriminar sin razón aparente.

La profesora Elliot dividió a su clase en dos grupos, un grupo superior de niños con ojos azules y un grupo inferior de niños con ojos marrones.

MIRA: Cine: 10 producciones que abordan el racismo

Al primer grupo le ofreció una serie de privilegios y les dijo que eran superiores, mas inteligentes y mejores. Mientras que a los del segundo grupo les prohibió juntarse con los otros para no contagiarlos, pues estos eran inferiores y fabricó unos collares de tela de color oscuro que los de ojos marrones debían llevar para que no olvidarán su situación.

No pasó mucho tiempo para que los niños empezaran a pelear entre ellos, lanzándose insultos referentes al color de sus ojos y evitando tener contacto. Los del grupo de ojos marrones se sentían menos, y se volvían más propensos a pelearse.

A continuación, el ejercicio cambió de rumbo, y ahora los de ojos marrones eran los superiores y los de ojos azules los inferiores. Los resultados fueron los mismos y en algunos casos incluso peores, pues muchos niños no querían aceptar esa realidad.

El ejercicio culminó con una gran lección para todos esos niños. La profesora Elliot les explicó que a sus alumnos una gran lección de empatía y compasión hacia los demás, sin importar las diferencias.

Elliott se ha referido a su ejercicio como una “inyección del virus del racismo”. Este ejercicio cobró fama mundial, por lo que miles de personas han participado de él en distintos países, logrando que las enseñanzas de la profesora Elliot cobraran relevancia mundial.

VIDEO RELACIONADO

TE PUEDE INTERESAR