Cientos de personas, entre ellos el director de cine , marcharon el sábado en Nueva York contra la brutalidad policial en , tras los casos de muerte de afroamericanos a manos de oficiales blancos.

"No se están ocupando de esto de ninguna manera. Es por eso que estamos aquí afuera", dijo Quentin Tarantino mientras avanzaba con un grupo de activistas por la Quinta Avenida, cerca de Washington Square, en el sur de Manhattan.

"Si se estuvieran ocupando, estos policías asesinos estarían en prisión o al menos enfrentando cargos", agregó Quentin Tarantino, quien ya había participado de un acto por el mismo tema el jueves en Times Square.

Organizados por el colectivo 'RiseUpOctober', los eventos en Nueva York buscan llamar la atención de la opinión pública sobre la violencia policial y piden una reforma del sistema de justicia criminal.

Decenas de personas que perdieron a uno de sus familiares a manos de la Policía estadounidense en los últimos 20 años viajaron desde todo Estados Unidos para participar de los actos.

Tras un acto en Washington Square, los manifestantes, con pancartas que tenían las frases "¡Manos en alto, no disparen!" o "Levántate, frena el terror policial", se dirigieron hacia Bryant Park, en el centro de Manhattan, punto final de la marcha.