La Policía local detuvo a 10 personas involucradas en la muerte de la mujer. (Internet/Referencial)
La Policía local detuvo a 10 personas involucradas en la muerte de la mujer. (Internet/Referencial)

Una mujer nepalí de 40 años fue quemada viva por su familia política tras acusarla de ser una bruja, en una aldea ubicada a unos 80 kilómetros al suroeste de , según informó la Policía local.

Dhegani Mahato, madre de dos niños, fue brutalmente golpeada y empapada en kerosene antes de que le prendieran fuego por haber supuestamente hechizado a un pariente que había caído enfermo.

Gopal Bhandari, un superintendente de la Policía distrital de Chitwan, informó que 10 personas, incluidos dos chamanes y un niño de ocho años de edad, fueron arrestadas bajo sospechas de haber participado en el asesinato de la mujer.

Cada año, cientos de mujeres de condición humilde son víctimas de abusos a manos de los "cazadores de brujas" en Nepal, donde la superstición y la discriminación basada en creencias religiosas aún se mantiene.