La organización española que apareció en el 2013 CitizenGo es la primera promotora del "Bus de La Libertad". (Foto: Captura/Youtube)
La organización española que apareció en el 2013 CitizenGo es la primera promotora del "Bus de La Libertad". (Foto: Captura/Youtube)

Organizaciones LGBTI en solicitaron este martes a las autoridades la prohibición del “Bus de la Libertad”, denominado así por los colectivos ultraconservadores. El vehículo nace como una polémica iniciativa homofóbica y transfóbica desde hace años por la organización española CitizenGo, informó la agencia EFE.

“Hemos solicitado que se adopten las medidas que sean necesarias para impedir que el bus vuelva a circular con mensajes de odio que dañen los derechos humanos de las personas”, afirmó Óscar Rementería, portavoz del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

CitizenGo, una organización que apareció en el 2013 en España por iniciativa de la asociación HazteOir, cuestiona los derechos de estos colectivos . En la página del centro comunitario Acción Gay, se denuncia: “nos parece una señal negativa y peligrosa permitir que esta asociación vulnere nuestros derechos y nuestra soberanía, con el beneplácito de nuestras autoridades”.

En el portal web de Acción Gay, sus miembros hacen un llamados a organizaciones LGBTI, como la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio y  Asociación Organizando Trans Diversidades (OTD Chile), para prestar apoyo a la manifestación en contra del "Bus de la Libertad". (Foto: Acción Gay)
En el portal web de Acción Gay, sus miembros hacen un llamados a organizaciones LGBTI, como la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio y Asociación Organizando Trans Diversidades (OTD Chile), para prestar apoyo a la manifestación en contra del "Bus de la Libertad". (Foto: Acción Gay)

Algunos de los colectivos chilenos ultraconservadores en alianza con los españoles promueven mensajes como “No te metas con mis hijos” y “Menos Estado y más familia”, que se leen en el bus. Este autobús ha circulado por España, Colombia, Estados Unidos y México para propagar el mismo discurso.

Muchos de estos mensajes son impulsados a partir del descontento de sus miembros por políticas que las autoridades legislativas pretenden implementar en su país, en el caso de Chile, la ley de Identidad de Género y el proyecto de adopción homoparental, según anunció CNN Chile.

Debido a su próxima aparición, miembro de Movilh solicitaron al gobernador de Santiago de Chile, Jorge Martínez, y de Valparaíso, Felipe Guevara, impedir que el bus circule por la ciudad. Asimismo, los integrantes del movimiento LGBTI hicieron la misma petición al contra-almirante de la Armada de Chile y jefe de la Defensa Nacional, Yerko Marcic Conley.

2017: protestas a favor de “Bus de la Libertad”

No es la primera vez que el “Bus de la Libertad”, como lo llaman los seguidores de HazteOir, caminaría por las calles de Chile, pues en 2017 muchas protestas que terminaron en golpes e insultos y mensajes de violencia en las redes sociales aparecieron a causa de la primera exposición del vehículo en la ciudad.

“(La) experiencia del 2017 demostró que este bus del odio incita y provoca aglomeraciones y violencia en la vía pública, lo cual es especialmente delicado en el marco de las medidas sanitarias del Covid-19”, se lee en la página de Movilh.

“Hay un gran porcentaje de Chile que no adscribe y no está de acuerdo. Y ese porcentaje no puede ser obligado por ley, además, de asumir una ideología que va contra la ciencia”, se le escucha a Marcela Aranda, miembro del colectivo Observatorio Legislativo Cristiano en Chile.

En un reportaje del sitio web Frente Fracasados, el reportero le pregunta a una mujer durante las protestas de 2017 qué haría si su hijo fuera gay. “Yo lo apoyaría con tratamiento médico”, respondió.

Según la psicóloga del Instituto Internacional de Investigación y Acción Comunitaria, Jacqueline Rojas, en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-IV), desde la década de los años 80, la homosexualidad no está catalogada como un trastorno psicológico, pues nunca se plantearon evidencias científicas que lo probaran.

“La salud mental y la salud física se encuentran interrelacionadas y cohesionadas. Y las acciones de intolerancia y discriminación junto con pensamientos fundamentalistas dificultan el desarrollo pleno de la comunidad, porque crean barreras para el mismo”, dijo Rojas a Perú 21.

VIDEO SUGERIDO

CHILE
CHILE

TAGS RELACIONADOS