(Reuters)
(Reuters)

Las autoridades de inteligencia en EEUU mostraron su preocupación por la posible infiltración de Al Qaeda entre los grupos opositores rebeldes en , que continúan con el sangriento enfrentamiento contra las fuerzas opresoras del régimen de Bashar al Assad.

Según algunos informes, la ausencia de sanciones por parte de la ONU ha permitido que diversos yihadistas operen de forma continuada en Siria, y que hayan formado ya su propio grupo, que emplea las mismas tácticas y recurre a la misma propaganda que Al Qaeda.

Además, el ingreso de miembros del grupo terrorista se ve reforzado por la cercanía del país con Irak, nación donde mantiene una gran presencia tras la retirada total de las tropas norteamericanas, en diciembre.

Sin embargo, hasta el momento, la CIA no ha podido recabar datos suficientes sobre esta infiltración, principalmente por el cierre de la embajada estadounidense en Damasco, en febrero pasado.