Integrantes de Pussy Riot en concierto benéfico con Madonna. (AFP)
Integrantes de Pussy Riot en concierto benéfico con Madonna. (AFP)

Seis miembros del grupo punk ruso acusaron a dos integrantes recientemente excarceladas de minar los ideales del grupo al aparecer en un concierto benéfico presentado por .

Una carta colgada en el blog del grupo criticó a Nadejda Tolokonikova y María Alejina por haber participado ayer en un concierto organizado por Amnistía Internacional en .

Madonna presentó a las dos mujeres, que estaban vestidas con túnicas adornadas por crucifijos en la parte delantera.

Ambas desafiaron al régimen del presidente ruso , cantando "¡Rusia será libre!" ante una multitud entusiasta.

Tolokonikova, de 24 años, y Alejina, de 25, , tres meses antes del fin de sus sentencias de dos años por participar en una "plegaria punk" contra Putin en una catedral de Moscú.

Sin embargo, su aparición no fue bien recibida por otras integrantes del grupo, que tiene un número fluctuante de miembros que jamás ha sido revelado.

Vender entradas para conciertos "contradice totalmente los principios de Pussy Riot", afirma dicha carta, firmada con seis apodos.

"Nosotros somos un colectivo femenino separatista", agrega. "Jamás aceptamos dinero por nuestras actuaciones" y "sólo realizamos actuaciones ilegales en lugares públicos inesperados", dice.

"Ellas ya no son Pussy Riot", sostiene dicho texto, que resalta que aunque hayan perdido a "dos amigas y compañeras ideológicas", el mundo "ha ganado dos activistas por los derechos humanos muy valientes".

"En todas las entrevistas han dicho que renunciaron al grupo y que no representan más a las Pussy Riot, pero en todas las presentaciones son anunciadas como las Pussy Riot. Ya no lo son más", dice la carta firmada por los alias Cat, Garadzha, Fara, Shayba, Serafima y Shumakher.