La provincia de Hunan, en , se prepara para inaugurar el puente colgante más alto y largo del mundo.

La estructura, de más de un kilómetro de longitud, se sitúa a unos 350 metros por encima del gran cañón Hunan Dehang.

La construcción del puente, que cuenta con cuatro carriles para la circulación de vehículos, comenzó hace cinco años. Contará con más de mil postes de luz para aumentar la visbilidad durante la noche.