Foto: Reuters
Foto: Reuters

El Pasok (socialista) y Nueva Democracia (derecha), los dos principales partidos de Grecia, sufrieron un fuerte revés hoy en las elecciones legislativas al haber obtenido en conjunto entre 31 y 37% de los votos contra el 77.4% que alcanzaron en 2009, según los sondeos a pie de urna.

Los derechistas habrían logrado entre un 17% y 20% de los sufragios, muy lejos del 33,4% de hace tres años, mientras que los socialistas captarían entre un 14% y 17% del balotaje, lo que les obligaría a luchar codo a codo con el izquierdista Syriza, que figura con el 15.5% y 18.5% de los votos.

De confirmarse dichos resultados, resultaría casi imposible repetir el gobierno de coalición de las dos agrupaciones políticas mayoritarias, partidarias de continuar la política de austeridad dictada por la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Unos 9,8 millones de griegos estaban llamados este domingo a de las elecciones para renovar el Parlamento, unos comicios marcados por la contestación a las medidas de austeridad y a la implosión del viejo sistema político, lo que podría poner en cuestión los esfuerzos por recuperar el país en el seno de la Eurozona.