El primer ministro de se encontraba realizando una visita junto a una delegación del Ejecutivo a la sede de la radio estatal de su país en Ashat, barrio en la periferia de la capital. Cuando Abderrahim al Kib se disponía a ingresar al edificio, un grupo de hombres disparó contra la delegación y causó la muerte de dos integrantes de la misma, mientras que otros cinco resultaron heridos.

A pesar de la agresividad del ataque, Al Kib salió ileso y dos agresores fueron detenidos. Las fuentes de la cadena EFE, que decidieron mantenerse en el anonimato, afirmaron que el atentado fue perpetrado por integrantes de la que denominaron la "quinta columna", en referencia a supuestos hombres fieles al difunto dictador .

Esto sucedió el sábado, tres días después del elegido por Al Kib, criticado por grupos y tribus de Libia que exigen una mayor representación en el actual gabinete.