El presidente de Estados Unidos, ironizó este martes sobre el “desastre sin atenuantes” de las primarias demócratas de Iowa, puntapié inicial de la interna opositora para designar a su rival en las elecciones de noviembre.

Nada funciona, igual que cuando manejan el país”, tuiteó el mandatario, ante la demora en la publicación de los resultados.

La única persona que puede reivindicar una gran victoria en Iowa anoche es ‘Trump’,” agregó. Como se esperaba, el mandatario se impuso en los caucus republicanos y seguramente será confirmado como candidato en la convención nacional partidaria del 24 al 27 de agosto en Charlotte, Carolina del Norte.

Trump, sometido por los demócratas a un proceso de destitución que se espera que termine con su absolución el miércoles en el Senado, casi seguramente mencione el caos de Iowa cuando se dirija al Congreso y a la nación en su discurso anual sobre el Estado de la Unión este martes por la noche.

Pese a la falta de resultados oficiales, el equipo de campaña del senador Bernie Sanders divulgó cifras cinco horas después de que abrieran las asambleas electorales que mostraban a Pete Buttigieg en segundo lugar.

En medio de la confusión, Sanders, se dirigió a sus partidarios antes de publicar los datos, para proclamar que tenía “un buen presentimiento” de que le iría “muy, muy bien” en la primaria.

Hoy marca el principio del fin para Donald Trump”, dijo el senador de 78 años que se autoproclama como “socialista democrático” y que en 2016 fue derrotado en Iowa por Hillary Clinton.

Sanders dio luego el audaz paso de publicar resultados internos de casi el 40% de los precintos. Según estas cifras, el senador obtuvo 28,62% de los votos, seguido de Buttigieg (25,71%), la senadora progresista Elizabeth Warren (18,42%) y el exvicepresidente de centro Joe Biden (15,08%).