(AP)
(AP)

Un preso que cumple cadena perpetua en EEUU fue autorizado a someterse a una operación de cambio de sexo, según permitió un juez federal del estado de Massachusetts.

Roberto Kosilek, transexual que se hace llamar Michelle Kosilek, purga condena por haber asesinado a su esposa hace doce años.

El juez Mark Wolf ordenó que el recluso sea operado "tan rápido como sea posible", aunque no se ha definido si tras la intervención seguirá encarcelado con hombres o mujeres.